Televisión y Video en 3D Parte 2. Televisión Ficción.

12 01 2009

 

 

3d2

 

El fundamento de la estereografía es el uso de dos cámaras simultáneas para imitar la visión humana, siendo cada cámara el equivalente al ojo izquierdo y al ojo derecho. Para que el efecto de profundidad sea real la distancia entre los dos ejes ópticos de las cámaras debe ser equivalente a la distancia interocular humana que es de unos 65 mm.

Al variarse esta distancia entre las dos cámaras también variamos la profundidad que el espectador percibe. Muy someramente esa es la base técnica.

La gran aportación del 3D al lenguaje audiovisual, es la involucración física del espectador.
Este recurso narrativo se presta evidentemente a su utilización en ficción de género, habitualmente en narraciones sobre aventuras y acción, y con cierto exceso en recursos “sorprendentes” como salpicaduras o golpes que parecen llegar al público. Supongo que con el boom en ciernes de contenidos en 3D se superará esta fase un tanto de “juguete nuevo” y que narrativamente se crezca en la utilización de la profundidad.(¿Sería posible un drama en 3D?).

Pero el gran salto del 3D hacia otros medios como los videojuegos y especialmente la televisión propone escenarios muy interesantes y totalmente nuevos. Los videojuegos se encaminarán de una manera parecida al cine de género que comentaba antes, ¿pero y la televisión?.

El 3D puede cambiar la manera en que se produce y se ve la televisión de una manera incluso superior a la llegada del color y desde luego con más notoriedad que la HD.

Sencillamente el espectador percibe un salto cualitativo y una nueva experiencia visual.

Para el mundo de la televisión la llegada del 3D es un replanteamiento formal de todos los esquemas de producción y realización.

Las nuevas posibilidades son espectaculares.

Las formas de hacer televisión han tenido un desarrollo progresivo pero a pesar de los cambios técnicos, narrativamente se hace con unas bases muy parecidas al las de la primera televisión.

En el campo de la realización supondría una ralentización del ritmo, nuestro afán de que la información llegue al espectador con el uso más o menos incesante de cambios de plano y cámaras pasaría al uso de unos planos más largos en su duración y tamaño, ya que el flujo de información se mejora. Habría también un incremento en la utilización de elementos como travellings, todo tipo de grúas y plumas, juegos con los primeros términos y planos subjetivos especialmente en eventos con tanto dinamismo como los deportivos (¿que tal en una carrera de atletismo, un combate de boxeo o un fórmula 1?). Y no digamos el cambio radical en el grafismo y en la postproducción donde se cambiaría el concepto que tenemos actualmente de efecto digital.

Esta nueva manera de entender el deporte en televisión es a mi entender uno de los grandes motores que puede impulsar esta revolución.

Otro género que puede verse profundamente transformado y que en cierta manera me produce dudas, son los informativos. ¿Podría esta hiper-realidad provocar morbo y sensacionalismo o acabaría con la cierta lejanía y frialdad con la que a veces recibimos desastres y hambrunas?.

El 3D nos permitiría reinventar la televisión, inventar nuevos géneros y formatos, porfín desde hace muchos años se podrían hacer cosas totalmente nuevas.

El salto no será mañana y aún hay serias cuestiones técnicas que solucionar, (hay que ganar en rapidez y simplificar el flujo de trabajo para poder aplicar el 3D a la TV diaria). Pero es una revolución iniciada y ya factible en algunas facetas de la producción audiovisual.

Perspectivas de futuro en una televisión que las necesita.

Anexo: Muchas empresas y compañías investigan en el campo de la televisión en directo, una de ellas es D4D ingeniería visual, ubicada en Pamplona, con ideas tan interesantes que son una gran recomendación para BalzacTV.





Televisión y Video en 3D Parte 1. Los pasos dados.

7 01 2009

stereo-camera

MÁS CERCA DE LO QUE PARECE.

Hace algún tiempo pude asistir a una demostración de Quantel España sobre televisión 3D.

Pero la sorpresa para mí fué que aquello no consistía en la proyección de algún video más o menos espectacular (que lo hubo) y de alguna promesa de futuro.

Quantel traía bajo el brazo a “PABLO” uno de sus sistemas de edición y postproducción para imagen 3D. ¿Quantel con una postproducción para video 3D? pero si eso es una entelequia …

La demostración se realizó en un minicine con dos videoproyectores HD polarizados y gafas también polarizadas para los asistentes. El resultado, espectacular. Superior a posteriores películas en 3D vistas en cine más tarde.

Y para mí lo más espectacular fué lo más televisivo: El partido de los ALL STARS de la NBA.

Esa tecnología podría cambiar la forma de ver la tv mucho más allá que la HD.

Así que salí de allí pensando que estaba pasando algo importante y aún no nos estábamos enterando.

La idea de averiguar más estaba ahí hasta hace poco, y cuando me he puesto por fin a ello me he vuelto a llevar una sorpresa.

El video y la tv en HD3D está aquí, y su consumo masivo no será mañana, pero si pasado mañana.

Y puede ser que su advenimiento llegue de la mano del anciano cine, como ya ocurrió en la primera televisión.

Mucho se ha hablado del “fin de los tiempos” para la televisión de mano de internet cuando lo único que ocurrirá es su evolución lógica hacia la red (eso será otro post…), pero la evolución en calidad técnica e innovación en experiencias visuales como la HD, la HHD o el 3D necesitan un ancho de banda aún no accesible en su mayor medida a la red de de datos mundial (repito, aún …).

Ante la presión de lo que podríamos llamar “consumo sin pago por taquilla”, la industria del cine se está lanzando a la creación de películas en 3D y la adaptación correspondiente de las salas para su visualización. En 2009 se espera una primera oleada de grandes títulos incluyendo la nueva película de James Cameron “Avatar”, pero el despegue está previsto en 2010.

El sistema es el ya conocido de polarización mediante la utilización de gafas entre el público.

Se intenta otorga un mayor valor al hecho de asistir a una sala de cine así como de impedir la grabación en cine mediante videocámaras ya que que el 3D en televisión estándar no funciona, incluso con las susodichas gafas.

La apuesta de los grandes estudios hacia el 3D es realmente seria.

El siguiente paso es la traslación del 3D al hogar. La televisión y el video de consumo se están poniendo las pilas.

Y ya hay mucho trabajo hecho.

PHILLIPS. Ha creado el formato 2d plus depth, es un formato que se puede utilizar en exclusiva para sus pantallas WOWvx que están a la venta desde el año 2006, estas permiten ver 3D SIN gafas, son las llamadas pantallas autoestereoscópicas. Además Philips ha creado toda una suite de trabajo para la creación de video en 3D, aunque su principal apuesta es la conversión de imágenes 2D en 3D. También a generado plugins para los principales softwares de creación gráfica 3D como 3D MAX para trabajar en WOWx. Tiene sus detractores.

IMAGENIO.(si, aquí), Telefónica a través de su departamento de i+d, prueba en Brasil a través de IPTV y utilizando la tecnología WOWvx de Philips su llamado IMAGENIO 3D. Dentro de este proyecto Telefónica colaboró con el grupo de música Pastora (podeis verlo en versión anaglífica) en la creación del primer videoclip en 3D realizado en España.

SKY. Planea lanzar servicio de televisión 3D para sus abonados en 2011 a través de su descodificador HD. Uutiliza el formato 3DREADY, por lo que se necesitan gafas polarizadas. Ya han realizado grabaciones deportivas incluyendo el partido de Chanpions League Liverpool-Marsella.

BLUE RAY 3D. Se transforma en el soporte mayoritario para reproducción domestica de video 3D.

ENABL3D. Nec, Toshiba y Samsumg se unen para la utilización de este software en sus pantallas 3D autostereoscópicas, sin gafas. ENABLE3D permite la visualización SIMULTANEA de contenidos 2D y 3D y presumen de que las imágenes sobresalen 30 centímetros.

3DREADY. Samsumg, Mitsubishi y Hyundai, de momento con gafas. Electronic Arts adopta este formato para la creación de sus videojuegos en 3D.

TRIDEF 3-D TV software que permite una conversión en tiempo real y modificable por el espectador en intensidad de 2D a 3D, aunque permite también entrada directa 3D. Samsumg y Hyundai también han licenciado esta tecnología.

QUANTEL Y ASSIMILATE entran de lleno con herramientas de postproducción para imagen stereoscópica. AVID también prepara su desembarco a través de su DS. Otras postproducciones como NUKE también se involucran.

AUTODESK. Su software de creación gráfica y postproducción MAYA, TOXIC y LUSTRE en sus versiones 2009 integran la estereoscopía.

Y se espera mucho más en el CES este Enero.

Con una correcta orientación el salto a la imagen 3D en el hogar puede ser un hecho en no tanto tiempo.

Actualmente los sobrecostes tanto en equipamiento del usuario como en la producción de contenidos se está estimando en un 15% o 20% a una producción HD. Para un mercado incipiente no es mucho. Y hay un hecho significativo, lo que muchos llaman un “oceano azul” o casi, la producción en 3D a excepción de los estrenos cinematográficos esperados y los orientados a DIGITAL SIGNANE, son prácticamente nulos.

ES de esperar que tres sean los motores que muevan la 3D HD, el cine, los deportes con un re-descubrimiento de éste en la televisión (doy fe) y los videojuegos.

La creación de video para 3D es una tarea más compleja técnica, artística y requiere un mayor esfuerzo económico, pero es un enorme mercado en ciernes.

A que esperamos.

A Enrique Criado , Jordi Alonso , Carlos Domingo Muchas Gracias!!





¿La Forma o el Fondo?

7 01 2009

fotos-importadas-00004

 

En la creación de un formato audiovisual, el realizador es la forma.

El realizador es el responsable de tomar una idea que está sobre el papel y convertirla en un documento audiovisual con la mayor calidad posible y sin deteriorar, e incluso mejorar “el fondo”.
Evidentemente los roles en una producción audiovisual pueden ser tan difusos como “todos hacemos de todo” o tan estancos que todo funciona por separado.

Pero básicamente así podríamos definir el trabajo de éste.

El realizador es pues la forma, la creatividad a través de la imagen, el sonido, la interpretación, pero ¿y el fondo?, ¿no es más importante el fondo si es la base de lo que queremos expresar, de lo que queremos comunicar a nuestro público, el esqueleto del discurso, la línea editorial, el guión …?

Pues sí y no …

Si observamos a una persona en cualquier discurso habitual de su vida, desde la compra del pan hasta las situaciones más críticas, existe un lenguaje verbal directo, formado por las reglas gramaticales afines al idioma que utilice con el que expresa un mensaje a sus interlocutores.

Digamos que eso es el fondo.

Pero esa misma persona se está expresando con otros lenguajes al unísono, en principio que refuerzan y mejoran el discurso formal, pero que también lo pueden distorsionar o incluso destruir.
Lenguajes como la expresividad facial, las manos, la posición del cuerpo, el tono en que habla, la ropa que viste dicen tanto o más del mensaje que lo simplemente expresado con unas palabras que transcritas sobre un papel serían incapaces de la plena comunicación.

Este lenguaje es el del realizador.

El lenguaje de la forma es un lenguaje paralelo al del fondo.

Y a mi entender tan importante que puede mejorar pero también destruir lo que queremos expresar.

El trabajo del realizador tiene un importante aspecto creativo que necesita de herramientas técnicas e incluso de personal especializado para lograr un buen resultado final.
Pocos años atrás las herramientas o el acceso a ellas era un aspecto realmente poco alcanzable económicamente, apto sólo para la producción industrial. Pero actualmente las herramientas de producción se han democratizado, postproducciones que valían millones, se pueden instalar en un sencillo portátil. Y las posibilidades de difusión se han abierto hasta el infinito gracias a la red.

Sin embargo se sigue especulando sobre el discurso de la forma y el fondo.

Controversia antigua, proveniente de los cineclubes, del super 8, de cuando era difícil obtener los medios técnicos.

Una de las principales obligaciones del realizador es obtener un resultado con la mayor calidad técnica y por ende creativa en un producto audiovisual. Y en la actualidad ello es posible con un desembolso mínimo, algo nuevo en la historia de la creación audiovisual.

Por lo que ya no hay excusa.

Sea cual sea el medio de difusión para una obra audiovisual y sea del tipo que sea, escudarse en que lo importante es el fondo cuando en la actualidad no tenemos limites técnicos y artísticos para la forma, es simplemente eso, una excusa. Y la creatividad del realizador se expresa a través de la técnica, no tiene otro camino.

El profesional y sus productores tienen una obligación: crear una producción de calidad. (sigo hablando de “la forma”…)

Especialmente los nuevos medios deben hacer un notable esfuerzo en este tema (salvo honrosas excepciones) que sus hermanos “mayores” tienen tan claro y cuya comparación es tan sencilla a ojos del espectador e incluso por que no, del inversor, y que crea una cierta sensación de inferioridad.
El aumento del ancho de banda permite que las virtudes tengan su reflejo, pero también desmaquillan los defectos.
En la medida que la calidad de la difusión en la red se equipara a la creación audiovisual off-line, la ejecución debe equiparase igualmente.
Se defiende en muchos casos la ligereza de la producción en la red como una virtud frente a “los grandes equipos” que trabajan en la producción audiovisual externa, a mi entender los profesionales especializados son la riqueza de cualquier producción. Sinceramente, creo que es disfrazarlo como un virtud cuando las necesidades de producción y calidad en realidad son las mismas.
Y el resultado final tiene muchas posibilidades de resentirse.

La división entre lo producido para lo on-line y lo off-line desaparece rápida y definitivamente, nuevos proveedores de contenidos que no estaban en la red entran en ella, y se va perdiendo cierto romanticismo “indie”, el nivel de exigencia a ojos del usuario y del cliente es y será mayor.

El mayor acceso a posibilidades técnicas complejas permiten una mejora de los detalles, del sonido, de la iluminación…. en definitiva del lenguaje audiovisual que es el lenguaje del realizador.

La mala utilización (o la no utilización) de estos medios técnicos y artísticos desvirtúan el mensaje y en definitiva de lo producido..